lunes, 27 de mayo de 2013

Aún vas al trabajo?


Esta semana he tenido el placer de asistir a la CoWorking Spain Conference, que celebró en Barcelona su segunda edición, reuniendo a propietarios y a profesionales de este nuevo sector que está surgiendo alrededor del ‘coworking’, la nueva manera de entender los espacios de trabajo compartidos que se está poniendo de moda en nuestras ciudades. El éxito de convocatoria, con asistentes llegados de toda España da una idea del momento de crecimiento explosivo que está viviendo este tema. Sólo en mi ciudad, Barcelona, este portal especializado muestra a día de hoy unos 150 locales disponibles de este tipo.

Esta tendencia se enmarca dentro del auge de los ‘freelance’ que hemos comentado en otros artículos. Estos nuevos profesionales autónomos y que gracias a las nuevas tecnologías pueden trabajar para y desde cualquier parte del mundo, incluida su propia casa, valoran hacerlo en entornos donde además de compartir recursos – el espacio, las impresoras, la infraestructura de comunicaciones,… - pueden socializarse con otros profesionales, creando entornos de colaboración y de interacción donde surge la innovación y oportunidades de negocio.



En los buenos ejemplos de estos espacios  -como en todo, también hay simples oficinas que alquilan mesas y se apuntan al mismo nombre de ‘coworking’-  se constituyen comunidades vibrantes que son dinamizadas por sus gestores, con una identidad y sentimiento de pertenencia determinados. Algunos de ellos incluso proporcionan alcance internacional mediante conexiones con redes de espacios en otros países.

Estos espacios son ejemplos también de la tendencia emergente de compartir frente a ‘poseer’ el producto, al estilo de lo que ofrece Airbnb para la vivienda o las distintas plataformas de compartir vehículo, algo que las nuevas generaciones entienden especialmente bien. Es la sociedad colaborativa.

Y los empleados ‘tradicionales’ de las empresas? Cómo serán sus lugares físicos de trabajo?

Pues es probable que a medida que las compañías combinen las medidas de trabajo flexible para sus empleados - que la tecnología ya permite- con la llegada de personas ‘freelance’ que trabajarán de manera temporal , así como con equipos geográficamente distribuidos por todo el mundo, la oficina ‘tradicional’ entendida como un lugar donde todo el mundo va a trabajar al mismo tiempo cada vez pierda más sentido. En esta charla TED, Jason Fried se pregunta de hecho “porqué el trabajo no ocurre en el trabajo?”.

Las oficinas pasarían de ser el lugar donde SE HACE EL TRABAJO al lugar donde SE CONECTAN LAS PERSONAS, aspecto crítico en el entorno de competencia basada en la innovación en que estamos hoy en día. Simplificando mucho, se trata de pasar de los ‘cubículos’ de Dilbert a nuevas ‘plazas publicas’ que permitan la interacción y la generación de ideas.

Johnah Lehrer en su el libro “Imagine” explica cómo Steve Jobs aplicó estos conceptos al diseñar el edificio corporativo de Pixar, donde se introdujo un gran atrio central que es necesario cruzar para ir a lugares tan comunes como las salas de reuniones, la cafetería o … los baños!. En estos paseos por el inevitable patio central, se producen continuamente interacciones casuales entre los empleados que ayudan a generar el clima creativo que necesita una compañía como Pixar.

Uno de los proyectos en mi etapa de director de RH de everis con los que he disfrutado más, fue precisamente el diseño del nuevo espacio ‘Agora’ de la Universidad Corporativa, donde pudimos experimentar con algunos de estos conceptos. En este vídeo podéis ver el ‘making-of’.

Incluso existen soluciones tecnológicas que cuantifican estas interacciones casuales, como las que proporciona esta compañía surgida del MIT que propone dotar a los empleados de sensores que registran sus movimientos, el tono de voz y las interacciones con otros compañeros. Como dice este artículo, hay una fina línea entre la riqueza de datos que proporcionan estos sensores y el respeto a la intimidad que veremos como resuelve el futuro.

Estas nuevas oficinas asumen en su diseño que los trabajos son cada vez más complejos y están preparadas para disponer de espacios para cada tipo de tarea y momento (espacios abiertos para la interacción, salas más pequeñas para grupos reducidos e incluso espacios personales para los momentos que requieren concentración). En esta web se puede ver todo tipo de ejemplos de oficinas alucinantes que aplican estos conceptos.

Lo más probable es que combinemos estos nuevos espacios, pasando unos ratos en nuestra propia casa, otros en un espacio de co-working y otros en oficinas pensadas para interactuar.

“El trabajo” ya no es un lugar, es una actividad. Vayamos desterrando  entonces lo de “ir al trabajo”.


Para seguir actualizado sobre el futuro del trabajo, puedes seguirme en twitter

4 comentarios:

  1. Hola Jordi,
    Me ha gustado mucho tu reflexión. Indudablemente creo igual que tú que es inteligente en términos de negocio dejar de pensar en el trabajo como espacio físico sino como actividad o interacción que genera valor hacia el mercado.
    Es un privilegio poder haber desarrollado un proyecto como Ágora Everis, sin duda una experiencia para compartir.
    Por mi parte, he discurrido por organizaciones menos "abiertas" y uno de mis campos de batalla ha consistido en provocar la creación de pequeñas ágoras internas en las cuadriculadas mentes de mas de un ejecutivo y profesional...
    La optimización de espacios como los que dibujas requiere que cada uno lleve incorporada su propia ágora sobre los hombros :-) y esta transformación es la más costosa de todas...
    Un placer leerte
    Andrés Ortega

    ResponderEliminar
  2. Coincido totalmente con Andrés, especialmente en este último punto. El trabajo más difícil (y hablo desde la inexperiencia) a la hora de desarrollar algo así, debe ser crear una mentalidad o una predisposición para poder hacerlo. Una vez hecho esto, hay mucho camino recorrido.

    Por lo demás, me ha parecido bastante interesante lo que has comentado. Creo que es la tendencia que se va a seguir en un futuro para nada lejano y al que irremediablemente (y yo encantado)tendremos que adaptarnos...

    ResponderEliminar
  3. Os dejo un par de sitios interesantes enfocados al "coworking":
    - The Hub (en España sólo con lugares físicos en Donostia y Madrid, https://madrid.the-hub.net/ )
    - y Meetup, http://www.meetup.com (este último va un poco más allá y no sólo se enfoca en el "working" propiamente dicho, sino que fomenta también otro tipo de eventos)

    ResponderEliminar
  4. Totalmente de acuerdo, creo que la era del presentismo laboral haciendo horas porque sí está tocando fondo. La clave: el trabajo por objetivos.

    ResponderEliminar